29 de febrero de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Varadero Sarsotti: 14 años de prisión a un policía que abusaba de la hija de su pareja

En el marco del juicio oral que finalizó hoy en los tribunales de la ciudad de Santa Fe, el tribunal resolvió por unanimidad condenar a 14 años de prisión a Héctor Darío Ayala (policía de 42 años) como autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado (por tratarse de persona encargada de la guarda y por el hecho de ser cometido contra persona menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente) y promoción a la corrupción de menores agravada (por ser la víctima menor de 13 años y el imputado persona conviviente). La víctima es una niña menor de edad que es hija de la mujer que era la pareja de Ayala.

El tribunal pluripersonal compuesto por los jueces Rosana Carrara (presidente), José Luis García Troiano y Luis Octavio Silva condenó por unanimidad a 14 años de prisión al policía Héctor Darío Ayala, de 42 años, por ser autor de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado (por tratarse de persona encargada de la guarda y por el hecho de ser cometido contra persona menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente) y promoción a la corrupción de menores agravada (por ser la víctima menor de 13 años y el imputado persona conviviente).

La víctima es una niña menor de edad que es hija de la mujer que era la pareja del uniformado, que fue condenada por ser testigo y no evitar las situaciones.

Los hechos delictivos fueron investigados por la fiscal Alejandra del Río Ayala, pero en función de que el acusado es policía, la funcionaria del MPA estuvo acompañada en el debate por el fiscal de Delitos Complejos, Ezequiel Hernández.

 

Convivencia

“Los hechos que investigamos ocurrieron en una casa de Varadero Sarsotti, aproximadamente entre 2014 y 2016, mientras el acusado convivía con su pareja y las hijas de ella”, explicó la fiscal Del Río Ayala. En tal sentido, agregó que “los abusos fueron perpetrados cuando la niña era muy pequeña y siempre en las mismas circunstancias de carácter degradante y de extrema humillación para la víctima”.

Al respecto, la funcionaria del MPA indicó que “HDA cometió los ilícitos de manera reiterada, en presencia de la madre y de la hermana menor de la víctima, sabiendo en todo momento la potencialidad deformante del sano sentido de la sexualidad que su actuar conllevaba. Además, se aprovechó de la situación de convivencia y de ser el encargado de la guarda y la educación de la niña”.

 

Otra condena

Respecto de la madre de la menor, se trata de una mujer de 32 años cuyas iniciales son MYP. La fiscal Del Río Ayala informó que “a través de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos, fue condenada a 10 años de prisión como partícipe necesaria del delito de abuso sexual gravemente ultrajante calificado (por la calidad de conviviente) y autora del delito de promoción a la corrupción de menores agravada por tratarse la imputada ascendiente de la víctima”.

“La madre de la víctima era testigo de los delitos sexuales cometidos por su pareja, ya que dormía con él y con sus propias hijas en la misma habitación”, detalló la fiscal y añadió que “incluso la víctima le contó lo que pasaba y la mujer no efectuó la denuncia ni evitó que estas situaciones siguieran sucediendo”.