25 de abril de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Una ciudad santafesina tuvo su primera fiesta de 15 años en pandemia

Con barbijos, sin baile y con una capacidad limitada de invitados, una joven junto a familiares y amigos, celebró sus quince años con una emotiva fiesta en la ciudad de Rafaela, Departamento Castellanos.

Fueron casi nueve meses de inactividad para salones de eventos, decoradores, organizadores, gastronómicos y fotógrafos y ahora con la reconversión de la actividad, pudieron ponerse en marcha.

El pasado sábado la comunidad de Rafaela esperó con expectativas la celebración de la primera fiesta de quince años que marcará, seguramente, el camino de otras tantas celebraciones bajo una nueva realidad.

Con la reconversión excepcional y temporaria de los salones de fiestas habilitados con estricto cumplimiento de las condiciones y requisitos exigidos para su apertura y funcionamiento, dispuestos por el Ejecutivo municipal, Emma Chiaverano junto a su familia se volvieron a esperanzar. Se aventuraron y decidieron ser los primeros en realizar esta celebración.

Marcaban las 19:30 de este sábado 21 de noviembre, cuando los jóvenes empezaron a llegar al salón de eventos Tipuana Tipu, respetando el distanciamiento y a la espera de ser recibidos por los organizadores que tomaron su temperatura y sanitizaron sus manos, ingresaron emocionados de volver a sus rituales, encuentros que se vieron interrumpidos por un largo tiempo.

La emoción no fue sólo de familiares y amigos, esa alegría se contagió entre mozos, cocineros, organizadores y fotógrafos. Todos estaban viviendo de nuevo, su primera vez, luego de la pandemia.

Gabriela Cagliero, la titular del salón del evento, contó cómo fue el regreso: “Todos ingresaron con barbijos, se tomó la temperatura y tratamos de mantener la distancia social, estar al aire libre el mayor tiempo posible y los invitados se ubicaron en mesas que respetaron la distancia social, en grupos de seis personas, sin baile, con buena música, tragos, comida y compartir con amigos y la familia”, señaló.

Cabe recordar que tras la disposición del intendente de esa ciudad, los salones de eventos se rigen con la misma modalidad que bares y restaurantes por ello el evento inició a las 19.30 y se extendió hasta la 00:30.

“Cuando llegué al salón y lo vi decorado y ambientado, me emocioné, fue como el primer día, volver a empezar, es una alegría inmensa poder ofrecer a los clientes algo que estaban necesitando. Quiero agradecer a la familia de Emma, fueron muy comprometidos y demostraron en todo momento las ganas de celebrar la vida, sin ellos nosotros no hubiésemos podido, la idea surgió de ellos”, destacó.

Con información de Diario Castellanos