25 de febrero de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Suspenden juicio por abuso contra Dolinsky porque los abogados tienen síntomas de Covid

El juicio contra el empresario Alberto Dolinsky, imputado por el abuso sexual de una niña en 2014, fue otra vez suspendido este martes luego de que los defensores del caso, Germán Corazza (foto) y Raúl Berizzo informaron que tuvieron contacto con un posible caso sospechoso de coronavirus. De hecho, argumentaron “tener síntomas” por lo que solicitaron posponer el debate.

La suspensión fue resuelta por el tribunal que se encuentra a cargo del juicio y que está conformado por los jueces Sergio Carraro, Rosana Carrara y Rodolfo Mingarini. Los mismos, fueron informados de la situación por la Dirección de la Oficina de Gestión Judicial que recibió un correo donde la defensa informó que activó el protocolo tras haber tenido contacto con un testigo del juicio que resultó ser un “caso sospechoso”.

Según expresó esa notificación, los defensores indicaron que activaron tal protocolo por consejo de los operadores del 0800 del gobierno provincial -que atiende las consultas sobre el covid-19- que recomendaron el aislamiento preventivo por 14 días.

Ante tal situación, el tribunal determinó suspender el juicio, pero a su vez aplazó a Berizzo y Corazza a que cada 72 horas informen su estado de salud, vía mail y como declaración jurada, para ver si existe la posibilidad de que se practiquen las audiencias de manera remota y así poder reanudar el juicio.

Dicho debate no comenzó de la mejor manera. Primero porque previo al inicio los defensores, los cuales uno estaba en la sala de tribunales y el otro vía zoom, plantearon que no se realice el juicio ya que la Oficina de Gestión Judicial no contactó a los testigos que fueron citados por la defensa y que residen en la República Federativa de Brasil.

Por el planteo, el tribunal realizó un cuarto intermedio y luego de unos minutos resolvió rechazar el planteo de la defensa y decidió que se lleve a cabo la apertura del juicio oral y público con los alegatos de las partes.

Primero alegó la fiscal Alejandra Del Río Ayala que describió cómo fueron los hechos que investigó y anticipó que pedirá 15 años de prisión para Dolinsky por el delito de “abuso sexual con acceso carnal calificado (por ser cometido por dos personas) en concurso real con corrupción de menores agravada (por ser la víctima menor de 13 años)”. Después siguió el querellante, José Mohamad, que ratificó los cargos de la Fiscalía pero acusó a Dolinsky con el agravante de “corrupción de menores”.

En ese momento, el fiscal Matías Broggi, que acompaña la fiscal Del Río Ayala, notó que en el monitor donde estaba Berizzo y el imputado, no se encontraban conectados, por lo que la operadora de sala llamó al abogado sin imaginar la insólita respuesta.

Es que el letrado le respondió que se le había cortado la luz y no tenía forma de conectarse a la aplicación que le permitía presenciar el debate de manera remota. Inclusive, solicitó que la Oficina de Gestión Judicial le envíe un electricista.

Un día después, los mismos abogados informaron que tuvieron contacto y uno de ellos, que se encuentran con síntomas por lo que se ordenó la suspensión momentánea del juicio oral contra el empresario imputado por un abuso sexual ocurrido el 2 de enero del 2014 en un hotel del centro de la ciudad de Santa Fe.

Al respecto, el abogado querellante sostuvo a Aire Digital que no le sorprende nada de una defensa que evitó en ocho oportunidades hacer la audiencia preliminar a juicio. “En cuatro oportunidades pidieron la suspensión del juicio antes del inicio del debate”, destacó Mohamad.

“No me sorprende nada y desconfío de todo pero bueno, es una decisión del tribunal y nosotros la acatamos”, remarcó el letrado. “Es evidente, notorio y hasta una persona no formada en el derecho puede darse cuenta que la intención del imputado es no someterse a la Justicia”, concluyó.

Fuente: Aire de Santa Fe