2 de febrero de 2023

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Se manifestaban frente a la Algodonera Avellaneda y fueron atropelladas

Esta mañana, un abogado de la firma Algodonera Avellaneda llegó a la planta de la empresa junto a un grupo de empleados. En el ingreso se encontraron con el resto de los trabajadores que desde hace meses vienen reclamando por mejores condiciones de trabajo y, en medio de los gritos y las discusiones, una de las personas que trataba de acceder a la planta, lo vinculan al letrado de la compañía, aceleró su moto y atropelló a dos de las manifestantes.

La abogada de los manifestantes, Luciana González, relató que el abogado que se presentó en la empresa es Héctor Vizcay, «quien a su vez es el esposo de una de las dueñas de Vicentin». Todos los hechos sucedieron en presencia de efectivos policiales, lo que no impidió que una de las personas que intentaba ingresar a la planta acelerara su moto y atropellara a las empleadas Sonia Zanel y Lucila Cantero. Ambas fueron trasladadas en ambulancia al Hospital Central de Reconquista para que se le realicen algunos estudios.

«Llamamos a todos los fiscales de Reconquista. Incluso, al fiscal regional. Pero nadie atendió los teléfonos, lo que no extraña demasiado porque la fiscalía es funcional a los intereses del Grupo Vicentin. Eso es un secreto a voces en toda la región», remarcó González.

La Algodonera Avellaneda no se encuentra dentro del concurso preventivo que abarca a otras firmas del grupo. El sueldo de los trabajadores de la planta de Avellaneda oscila entre $20.000 y $25.000, y la profesional consideró que es «insuficiente» frente a una «actividad riesgosa». El pago del salario se divide una parte en dinero y la otra en tickets de carne de Friar, otra de las empresas del grupo Vicentin, o de aceite, de la aceitera del mismo Grupo. La abogada señaló que la problemática se desató porque «era insostenible el hambre de los trabajadores».

El conflicto

A mediados de julio de este año, los empleados de la Algodonera denunciaron que el gremio que debía representarlos no lo hacía y que la firma pagaba parte de los sueldos «con vales para que los obreros compren carne en el frigorífico Friar o aceite en Aceitera Vicentin, que pertenecen al mismo grupo económico. Parte del sueldo se completa con estos canjes por víveres, como en tiempos de La Forestal».

Según la abogada, «los empleados de la Algodonera cobran apenas 116 pesos la hora, realizan turnos rotativos, sin horarios fijos. La Algodonera Avellaneda no se encuentra dentro del concurso que tanta polémica viene generando en el país desde que el presidente Alberto Fernández realizara el fallido anuncio de estatización. De hecho, venía trabajando con normalidad antes de que se iniciara este conflicto por reclamo de aumento de sueldos.

«Esto no tiene nada que ver con intereses políticos, ni ideológicos. Esto es otra cosa», insistió González.

Con foto de Reconquista Hoy.