13 de julio de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Quedaron al borde del juicio los policías santafesinos que vendían droga

La Cámara Federal de Apelaciones de Rosario confirmó el procesamiento que pesa sobre un grupo de agentes de la Brigada de Drogas de Esperanza que en 2023 fueron detenidos por conformar una asociación ilícita que compraba droga a un narco de Santa Fe y luego distribuía los estupefacientes en distintos búnkeres del departamento Las Colonias.

Se trata del entonces jefe de la Brigada, Lucas Gabriel Nos (41 años) y sus subordinados, el suboficial Matías José Cosentini (34) y la oficial María Belén Muratore (39), que integraban el Grupo de Trabajo “Las Colonias” de la Agencia de Investigación Criminal hasta agosto del 2023.

Todos fueron procesados por el juez federal Reinaldo Rodríguez que les atribuyó asociación ilícita en concurso real con los delitos de malversación de caudales públicos, encubrimiento triplemente agravado, por ser el hecho precedente un delito especialmente grave, por actuar con ánimo de lucro y por ser funcionario público. El magistrado, además, les achacó haber realizado un incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Por la causa también fue procesado el exjefe de la repartición, Néstor Oscar Rosales (40), el cual quedó ligado a la causa por el delito de confabulación para el tráfico de estupefacientes, que es cuando se realizan actos preparativos del narcotráfico.

Ocho claves para entender el escandaloso caso

Los cuatro policías quedaron envueltos en una causa judicial que se instruyó en la Exfiscalía Federal N°1, a cargo de Gustavo Onel, y cuya investigación estuvo a cargo del fiscal coavyuvante, Gastón Theler.

Según estableció la investigación federal, Nos, Cosentini y Muratore compraron droga al narco Daniel Segovia, cuanto menos desde septiembre del 2022 hasta el 23 de mayo del 2023. El material estupefaciente habría sido tribuido en distintos puntos de venta de drogas ubicados en la ciudad de Esperanza y en distintas localidades del departamento Las Colonias: Franck, Las Tunas, San Carlos, Progreso y San Agustín.

El origen de la causa se dio a partir de un video en el cual quedó registrado un encuentro en Santa Fe que mantuvo Segovia con los agentes de la Brigada de Drogas que viajaron hasta la capital provincial a bordo de un automóvil oficial de la dependencia que fue retirado el 24 de febrero del 2023 y devuelto cuatro días después.

La investigación tuvo en cuenta un teléfono celular que le secuestraron al suboficial Matías Cosentini en el marco de una causa que impulsa el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Ezequiel Hernández. En esa pesquisa, el suboficial Cosentini había denunciado el extravío de su arma reglamentaria, pero el fiscal Hernández no le creyó e inició una causa para establecer si realmente fue perdida, vendida o alquilada, por lo que allanó el domicilio del agente y secuestró un teléfono.

A partir del peritaje al teléfono de Cosentini, la investigación detectó cómo fue el modus operandi del grupo de narco policías. “Amigo… Cucha la mercadería de los amigos… Serían 19 mil los 10 gramos?”, a los que el jefe de la repartición le contestó “claro… 190 mil los 100 gramos. Ellos venden casi 100 gramos cada 2 días … Y los findes deben vender 1 cuarto”, fueron algunos de los chats encontrados en el dispositivo móvil.

Inicialmente todos los agentes fueron imputados por encubrimiento e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos. Sin embargo, tras el peritaje al teléfono de Cosentini, Fiscalía les imputó haber conformado una asociación ilícita por lo que fueron procesados por ese delito.

El fallo fue revisado por la jueza camarista Silvina María Andalaf Casiello, quien recientemente resolvió confirmar el procesamiento y además mantener la prisión preventiva que les fue impuesta.

Al ser confirmado el procesamiento, los agentes quedaron al borde del juicio. ya que como próximo paso procesal, la Fiscalía puede elevar la causa al Tribunal Oral Federal para su futuro debate.

Fuente: Aire Digital