29 de mayo de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Pandemia: protestas en Europa ante medidas de confinamiento

Varios países europeos fueron este fin de semana escenario de manifestaciones contra las restricciones impuestas a causa de la pandemia, unas medidas que pueden alargarse meses, según las autoridades alemanas, mientras el virus siga propagándose en el planeta.

La pandemia provocó al menos 1.313.471 muertos desde que el virus brotó en China en diciembre, y más de 54 millones de personas contrajeron la enfermedad, según un balance establecido por AFP a partir de fuentes oficiales.

En las últimas 24 horas, se registraron 9.246 nuevas muertes y casi 608.000 contagios.

Europa, con casi 335.000 fallecidos y más de 14,4 millones de casos, es la región donde el virus está avanzando más vertiginosamente. Para frenarlo, las autoridades no cesan de imponer nuevas restricciones y preparan a las poblaciones para una situación que podría ser larga.

En Alemania, donde está en vigor un confinamiento parcial desde hace dos semanas, el ministro de Economía, Peter Altmaier, advirtió ayer que las restricciones podrían durar al menos cuatro o cinco meses más.

Desde que se cerraron bares, restaurantes, gimnasios y otros centros de ocio a principios de noviembre, el número de nuevas infecciones diarias ha ido bajando, pero sigue siendo alto, con un récord de más de 23.000 nuevos casos registrados el viernes.

“Tendremos que vivir con precauciones considerables y restricciones durante al menos los próximos cuatro o cinco meses”, declaró Altmaier.

Movilizaciones

Pero después de meses de restricciones, sólo interrumpidas durante el verano, el hartazgo de la gente va en aumento y algunos salen a la calle para protestar.

En Alemania, donde hay manifestaciones contra las restricciones desde hace semanas, el sábado centenares de personas volvieron a desfilar en Fráncfort y otras ciudades. La policía tuvo que utilizar cañones de agua para dispersar a algunos manifestantes.

Y en Portugal, donde ya impera un toque de queda nocturno y a partir de este fin de semana también se instaura un toque de queda de fin de semana para el 70% de la población, medio millar de personas desafiaron las prohibiciones para llevar a cabo una "Marcha por la libertad" en Lisboa.

Al otro lado del Atlántico, el virus sigue avanzando a pasos agigantados.

Estados Unidos es de lejos el país más enlutado por la pandemia, con 245.614 decesos y más de 10,9 millones de contagios, y las cifras que siguen superando los 1.000 decesos diarios no apuntan a que la situación esté mejorando. Hace apenas unos días, el país superó el trágico umbral de 200.000 contagios en un día.

Nueva York, la ciudad estadounidense más afectada durante la primavera boreal y que ya suma más de 23.000 decesos, parece que no está dispuesta a volver a vivir aquella pesadilla. El alcalde Bill de Blasio, que a finales de septiembre reabrió las escuelas públicas siguiendo un modelo semipresencial, instó a los padres de alumnos a "prepararse" para su cierre el lunes.

La región de América Latina y Caribe suma ya más de 423.000 fallecidos y unos 12 millones de contagios.

México, en tanto, superó el sábado el millón de casos confirmados y el número de decesos roza los 100.000.

Con 128,8 millones de habitantes, México es el cuarto lugar más enlutado, detrás de Estados Unidos, Brasil e India, según el recuento de la AFP.

“La epidemia está muy activa, visto por los repuntes, tanto oficiales como los que registran los clínicos en atención de los pacientes (...) Probablemente todavía nos falte ver lo peor”, dijo Alejandro Macías, excomisionado nacional contra la pandemia de influenza AH1N1 en 2009.

Para intentar contener la expansión del virus, la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció el cierre de bares y cantinas durante 15 días y adelantó la hora de cierre de restaurantes, cines y gimnasios.