25 de abril de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Maximiliano Guerra, contra el lenguaje inclusivo: “El español no merece esta payasada”

Maximiliano Guerra suele usar las redes sociales para expresar sus opiniones sin filtro.

Esta vez, el prestigioso exbailarín del Teatro Colón se refirió al lenguaje inclusivo y generó un fuerte debate entre sus seguidores. Algunos usuarios compartieron la mirada del artista, mientras que otro cuestionaron sus afirmaciones.

Todo comenzó cuando Guerra narró algo que, en principio, parecía un episodio de su vida privada, aunque luego develó que, en realidad, era un mensaje viral que había copiado y pegado. La anécdota comenzaba con una situación en la que el autor encontraba una señalización que aparecía redactada en lenguaje inclusivo, la forma de expresarse que busca borrar el género para incluir tanto a hombres, mujeres y personas no binarias.

“Fui a una oficina a realizar un trámite, en el vidrio había un cartel que decía: ‘Todes les abuelites serán atendides pronte (¿lenguaje inclusivo?)’”, escribió el exbailarín. “No me gustó y comencé a hablar con lengua de señas, obvio, no me entendían. Llamaron a otra empleada, tampoco entendía nada”, añadió.

Luego, el texto continuó: “Saqué mi tablet y escribí en braile [sistema de signos para personas ciegas]. Menos. Entonces hablé: ‘Perdone señorita, pero eso es inclusión. Poder entender lengua de señas, saber braile, tener rampas para sillas de ruedas, alguien para ayudar a personas con muletas, bastones. Mientras hablaba, otra empleada fue y sutilmente sacó el cartelito. Eso es inclusión’”, agregó. “Lamento si muchos de ustedes no están de acuerdo, pero el idioma español es tan rico que no merece esta payasada. Yo lo copié, si pensás igual, hace lo mismo. Sí a la verdadera inclusión”.

Durante las horas posteriores a la publicación de sus tuits, algunos de sus seguidores apoyaron el mensaje de Guerra y acompañaron su cuestionamiento a esa forma de expresión. “Son inclusivos con las palabras, pero en los actos hacen agua. ¡Pura formalidad!”, escribió una de sus followers. Otros, sin embargo, esbozaron argumentos para defenderlo. “El lenguaje inclusivo permite incluir categorías que hasta entonces no eran nombradas. Ese discurso es un ejemplo de la visión reduccionista que tienen sobre las discapacidades”, consideró una internauta.