2 de febrero de 2023

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Manchar el uniforme: juzgarán a ex jefe de la Policía Federal acusado de beneficiar a narcos

El ex jefe de la Delegación Santa Fe de la Policía Federal Argentina, Marcelo “Lechuga” Leptwalts está acusado de haber liderado una asociación ilícita que tenía como objetivo la obtención de dinero y estupefacientes de parte de narcos, mediante interceptaciones de manera sorpresiva o durante la ejecución de medidas judiciales.

El fiscal federal Walter Rodríguez le pidió al juez Marcelo Bailaque que eleve a juicio esta causa cuya investigación comenzó en 2019 y que tiene vinculados además a los policías Cristian Pablo Bogetti, Michael Juan Arbildo, Carlos Fernándo Gómez Navarro, Darío Alberto Duarte, y Lucas Leonel Bustos, quienes formaban parte de la Brigada Antidrogas.

Los hechos habrían sido cometidos desde marzo de 2018 hasta el 9 de mayo de 2019, día en que la sede Santa Fe de la PFA fue allanada -entre otras cosas encontraron 42 mil pesos y droga que nunca se informó como secuestrada- y los agentes mencionados quedaron detenidos. A partir de una carta con numerosos datos que llegó a la Fiscalía, la Justicia sospecha que existía una recaudación piramidal, que incluso involucraba al entonces jefe nacional de la Fuerza, Néstor Roncaglia.

Los investigadores creen que los policías “Obtenían ilegalmente material estupefaciente que no se encontraba formalmente afectado al expediente judicial determinado y lo reservaban para ser utilizado en procedimientos posteriores con el objetivo de “asegurar” el caso y comprometer judicialmente a personas que por algún motivo no fueran funcionales a su sistema”.

“En algunos casos secuestraban celulares y luego los devolvían a cambio de dinero”, señaló Rodríguez.

Investigados por más delitos

La lupa de la Justicia sobre los uniformados de la federal ya cuenta además con otra causa que los investigó -y que se encuentra a la espera del juicio-. Se trata de otra pesquisa que involucra a “Lechuga” Lepwalts y a Bogetti, Gómez Navarro y Michael Juan Arbildo.

En esa investigación, los funcionarios policiales fueron acusados de haber favorecido, con actas falsas, a un distribuidor de drogas, identificado como Guillermo Alberto Kernc. El mismo fue detenido el 4 de abril del 2019 en un puesto de control que estuvo ubicado en el cruce de la ruta 5 y 70 (jurisdicción de Esperanza) y que detectó que Kernc llevaba una serie de estupefacientes fraccionados en su camioneta.

Kernc fue detenido con 81 gramos de cocaína y luego trasladado a la dependencia. Sin embargo, a las horas quedó en libertad ya que, según la hipótesis de la Fiscalía, el mismo fue beneficiado por los agentes policiales que atenuaron los cargos en el acta de procedimiento que fue informada al Juzgado en turno.

Tras egresar de la Delegación policial, Kernc mantuvo una conversación telefónica con un hombre -no identificado- y le contó que le habían secuestrado un teléfono y que se lo iban a entregar días después en la zona de la Costanera. En esa línea, el fiscal Rodríguez, acusó a los miembros de la fuerza de ofrecerles al presunto narco «protección policial» a cambio de sumas de dinero y así poder eludir pesquisas de la Justicia federal de Santa Fe.