28 de febrero de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Insólita situación: excombatientes denunciados mientras realizaban tareas solidarias

El acontecimiento se produjo en la ciudad de Venado Tuerto cuando, a raíz de una denuncia realizada por un vecino, dos agentes policiales se presentaron en la sede de la Unión de Veteranos de Guerra del Sur de Santa Fe, donde los excombatientes se encontraban realizando la entrega de garrafas sociales. El argumento es que había una reunión importante de personas, pero solamente eran cinco y estaban almorzando.

La situación, por demás de insólita, fue reflejada en las redes sociales por Alejandro Videla, uno de los referentes de la institución: “Tal como lo venimos anunciando desde la semana pasada, nos hallamos abocados a la entrega de garrafas sociales. En realidad, entregamos un vale por el valor de una carga a aquellas personas que necesitan de este aporte, gracias a la donación de la diputada provincial Rosana Bellatti”.

La legisladora socialista donó parte de su sueldo y con ese dinero los veteranos adquirieron la carga de 150 garrafas sociales a la firma Roma Combustibles SA, de manera que en la sede de la agrupación solamente se entrega un vale que es válido para las cuatro estaciones de servicio.

“Estábamos en plena actividad y entre los veteranos que realizamos la entrega y charlamos con las personas que vienen a la sede (con el barbijo correspondiente y el distanciamiento requerido) sobre la situación social, decidimos quedarnos a almorzar para continuar luego con la actividad”, relata Videla.

Sin embargo, se llevaron una mayúscula sorpresa cuando apenas concluido el almuerzo, “sentimos que golpean la puerta y al abrirla nos encontramos con dos agentes de la policía provincial, quienes nos manifiestan haber recibido una denuncia que refería a una reunión de muchas personas (entre 10 y 20) en nuestra sede”.

Videla agregó que les explicaron la situación y les hicieron firmar una planilla a través de Ricardo Rubíes, presidente de la institución, e “invitamos a los agentes a pasar para recorrer las instalaciones, aun teniendo en claro que esto no era obligatorio, para que comprobaran la actividad que estábamos realizando y la cantidad de personas que había en el interior. Éramos cinco veteranos de guerra”, expuso.

Con esta actitud, los excombatientes de Malvinas pretendían que “le explicaran a la persona que hizo la denuncia que no estábamos infringiendo ninguna normativa, y más aún, la invitaran a concurrir a nuestra sede para conversar sobre la misma, es decir… qué motivó la realización de la denuncia, cuando hubiera bastado golpear la puerta y preguntarnos personalmente qué estaba sucediendo en nuestra sede”, agregó.

Videla recordó que “las acciones solidarias que se están llevando a cabo desde cada una de las instituciones de nuestra ciudad implican el trabajo de varias personas, en algunos casos mayor cantidad que en otros”.

Por último, recordó que la sede de la Unión de Veteranos (ubicada en San Martín 2359) permanecerá abierta de 10 a 12 y de 15 a 18 hasta que cumplimenten la entrega de las 150 garrafas.

Imagen gentileza de Venado 24.