21 de abril de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Homicidio en Santo Tomé: el asesino y su víctima habían violado a una mujer

Tal como contó SantaFe24.com.ar, durante la madrugada del domingo un joven de 26 años identificado como Omar Jacinto Nuñez fue asesinado de un disparo de arma de fuego en la vereda de su casa de Roverano al 2000, en barrio Villa Adelina Oeste de Santo Tomé.

Sus padres escucharon las detonaciones y salieron afuera para ver qué sucedía cuando se encontraron con su hijo sin vida. Luego le relataron a la policía que estaba bebiendo junto a su primo, el cual ya no estaba en la escena del crimen.

Con el correr de las horas se supo que el fallecido, apodado como “Huesito”, fue uno de los delincuentes que cometió el robo y violación a una mujer de 34 años delante de sus hijos en el mismo barrio en 2014. Nuñez fue condenado por aquel delito junto a su primo, alias “El Colo”, que por entonces tenía tan solo 15 años.

Ahora, la principal hipótesis que manejan los investigadores es que fue él quien mató a su propio primo por razones por el momento se desconocen. Es por eso que “El Colo”, que ya es mayor de edad, está siendo ampliamente buscado.

Un hecho atroz

El miércoles 23 de abril alrededor de las ocho de la noche, Nuñez, ahora fallecido, y su primo entraron a una casa del barrio Villa Adelina, donde estaba una mujer de 34 años con sus dos hijos, una nena de 11 y un varón de 7.

Uno de los delincuentes introdujo el caño de una escopeta por la ventana, apuntó a uno de los niños y obligó a la dueña de casa a abrirles la puerta.

Ese fue el comienzo de una faena delictiva que concluyó casi diez horas después, cuando los agresores se durmieron en el dormitorio, producto de la ingesta de pastillas de clonazepam mezcladas con bebidas alcohólicas que encontraron en la casa.

Pero en todo ese tiempo los acusados cargaron con una serie de elementos del hogar -garrafa, cañas de pescar, licuadora, home-theatre, entre otros-, y a la fuerza, arrastraron a la víctima a un terreno baldío donde la obligaron a desnudarse y la violaron bajo un árbol. No conformes con ello, regresaron a la vivienda donde habían quedado los dos pequeños y volvieron a violarla.

Se durmieron

Fue en esas circunstancias que los atacantes mezclaron con alcohol unas pastillas recetadas que tomaba la mujer, las cuales les provocaron somnolencia.

Con las últimas fuerzas y con las primeras luces del día, la víctima logró sacar a sus chicos de la casa y corrió hasta la Subcomisaría 16ta para denunciar lo ocurrido.

Cuando llegó al lugar, la policía debió despertar a los muchachos, que todavía dormían en la casa donde horas antes habían cometido todo tipo de tropelías.

Los uniformados pusieron bajo arresto al dúo, secuestraron una escopeta de calibre 16 doble caño y recuperaron la totalidad de los objetos denunciados como sustraídos, que todavía se encontraban en el descampado. La víctima fue asistida por un médico legal y el chico de 15 años quedó a cargo de la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia.