22 de mayo de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Entró a un supermercado sin barbijo, peleó con la seguridad y rompió un ventanal

Un hombre de 42 años que ingresó a un supermercado sin barbijo se peleó con el personal de seguridad y rompió un ventanal con sus puños cuando lo echaban del lugar.

El hecho ocurrió en Hergo -Magallanes al 9500 de la ciudad de Mar del Plata-, cuando el personal de seguridad le explicó a un hombre que sin barbijo no podía permanecer en el comercio, ya que así lo disponen las normas sanitarias en este contexto de pandemia mundial por el coronavirus.

El hombre se tornó agresivo y comenzó a pelearse con la seguridad de Hergo y rompió con sus puños el ventanal de egreso del local.

Personal policial del Comando de Patrullas de la zona Sur fue hasta el lugar y aprehendió al hombre, quien a pesar de estar sin barbijo tenía permiso de circulación, por lo que la Justicia Federal no le inició ninguna causa.

Desde la Fiscalía de Flagrancia lo imputaron por daños y luego ordenaron que recuperara la libertad.

El descargo del imputado

El hombre de 42 años imputado por “daños” se comunicó explicó lo ocurrido: en la versión que aportó aseguró que tuvo el barbijo colocado durante las dos horas que estuvo en el supermercado y que solo se lo había corrido de la boca “para respirar mejor” mientras estuvo en la caja.

Fue en ese contexto que tanto el cajero como el personal de seguridad le solicitaron que se colocara correctamente el barbijo. Luego un policía se acercó y le ordenó “de mala manera” que se pusiera el barbijo correctamente.

“Este policía me sacó a los empujones del supermercado y yo le decía que tenía el barbijo, que ya cargaba todo a mi camioneta para irme del lugar”, explicó. “La situación quedó filmada por las cámaras de seguridad de Hergo, en las imágenes se verá que es el policía el que me empuja contra un ventanal y yo, al frenarme con las manos para no golpearme la cabeza, lo rompo”, agregó.

El hombre, que está imputado por daños, considera que lo que sucedió fue, al menos, un caso de violencia policial. Luego de romper el ventanal, el policía lo esposó y se lo llevó detenido y, tras más de tres horas de estar en la comisaría recuperó la libertad.

“Mi enojo no es contra la fuerza policial, en la comisaría me trataron muy bien, pero este policía puntual fue un irrespetuoso y un maltratador. Yo ahora estoy imputado por daños, una locura”, concluyó el hombre.

La Capital Mar del Plata.