21 de abril de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

En Paraná multarán a quienes derrochen agua: piden lavar los autos con un balde

La histórica bajante del río Paraná sumado a la falta de lluvia, comenzó a entorpecer el servicio de agua potable en la vecina ciudad entrerriana. Es por ello que, desde la intendencia de Paraná, se analiza enviar un proyecto de ordenanza para declarar la emergencia hídrica.

La sequía está cometiendo estragos, entre ellos se comienza a notar la faltante de agua para potabilizar. En esta oportunidad, el intendente de Paraná, Adán Bahl, aseguró que con el proyecto que enviará "No buscamos la sanción, sino la colaboración y la concientización, para que entre todos podamos sortear esta situación complicada".

En este sentido, el funcionario aclaró que "habrá muchos más controles". Y remarcó a los vecinos de la ciudad que "si están lavando el auto, con la manguera abierta, dialogando con el vecino y pasa un inspector, tendrán una severa multa", anticipó.

Sobre la desesperante situación, Bahl explicó que si bien "Todas las mañanas cuando nos levantamos y abrimos las canillas tenemos agua", la realidad es absolutamente la contraria ya que el Río Paraná es cada vez "más arena y menos agua". Esto se debe al "trabajo, inversión y compromiso, durante las 24 horas de todos los días".

Futuras obras

En lo que respecta a las obras destinadas a mejorar el servicio de red de agua potable, el subsecretario de Obras Sanitarias, Daniel Arroyo, explicó que "hay proyectos de acá a dos años, pero con esta crisis pedimos la solidaridad de todos, porque la ciudad hoy tiene un promedio de consumo de 625 litros por persona, cuando la Organización Mundial de la Salud prevé entre 200 y 250 litros", indicó.

En este sentido, reconoció que "en algunos momentos se nota que merma un poco la presión". Debido a esto, la zona más afectada hasta el momento es el sur de la ciudad aunque, hasta el momento todos tienen agua.

Recomendaciones

Desde el municipio recomendaron lavar los autos con baldes para evitar el derroche de agua, cerrar las canillas cuando no se las utiliza y utilizar solo la cantidad de agua necesaria.

Finalmente, sobre la situación del río, los pronósticos estiman que estará en unos 40 centímetros durante los próximos 30 días.