16 de junio de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

El colectivo expulsado de Santa Rosa de Calchines regresó y los trabajadores están en cuarentena

El colectivo con los pasajeros que llegó a Santa Fe, días atrás, desde la provincia de Mendoza, con permisos de trabajo apócrifos regresaron a la comuna de Santa Rosa de Calchines, donde deben permanecer aislados por 14 días en cumplimiento de la cuarentena. La causa es debido a que cuando el transporte de pasajeros arribó a la ciudad de San Francisco, provincia de Córdoba, le impidieron el paso. Por eso decidieron regresar.

La Justicia investiga la responsabilidad del traslado que violó las medidas sanitarias dispuestas por las autoridades provinciales para impedir la propagación de la pandemia en Santa Fe.

Por su parte, el fiscal en turno, Omar De Pedro, expresó que el permiso de trabajo estaba a nombre de una persona que, en situaciones normales, contrata a trabajadores para realizar tareas en las quintas, pero en esta oportunidad negó haber sido ella quien los convocó.

Según le informó el personal policial al fiscal, fue otra persona de Santa Rosa de Calchines quien admitió haber contratado a los cosecheros, y que el permiso de trabajo lo gestionó con otra persona residente en Santiago del Estero.

Si bien al detectarse la irregularidad, De Pedro dispuso la aprehensión de los trabajadores y de los dos choferes y el secuestro del colectivo en el que viajaron, se le dió prioridad a la situación sanitaria: ocho de ellos eran oriundos de Santa Rosa de Calchines por lo que fueron trasladados a un centro de aislamiento para que cumplan con la cuarentena; en tanto, para el resto de las personas se dispuso que vuelvan a sus lugares de origen.

De este modo, personal policial escoltó el colectivo hasta Córdoba y allí se hicieron cargo las autoridades de esa provincia. Pero más tarde se determinó el regreso a Santa Fe, donde los pasajeros cumplirán con los 14 días de cuarentena.

Por último, en relación a la situación de los trabajadores, De Pedro expresó que es probable que desconocieran la irregularidad del permiso y que hayan sido trasladados bajo engaño. Además, confirmó que no se descarta la existencia de otros delitos más graves como la trata de personas.