22 de junio de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Edificio Ritz: una espina que aún está clavada en los santafesinos

La Cámara de Diputados de Santa Fe dio media sanción al proyecto de ley que dispone la recuperación del emblemático edificio Ritz que tiene como objetivo la puesta en valor del inmueble.

El proyecto, apoyado por distintos legisladores, indica un destino educativo y allí el Ritz pueda alojar instituciones educativas de nivel superior. Hoy el Estado provincial cuenta con entidades formativas que alquilan espacios físicos para sus funcionamientos como así también ocurre con institutos privados que de acuerdo a diversas situaciones van de un inmueble a otro. El lugar, que alguna vez funcionó como hotel, entidades financieras o shopping en la década de los noventa, cuenta con ocho pisos, una capacidad suficiente para albergar importantes institutos de educación superior.

La iniciativa de política educativa y cultural tiene además la posibilidad concreta de articular lo público y privado donde el ámbito educacional conviva con locales comerciales del rubro como una librería o un comedor para estudiantes con el claro objetivo de apostar a la educación, movilizando a la vez al comercio dentro de una zona de la ciudad golpeada por la pandemia.

Situación judicial

Hay dudas con respecto al tema principalmente cuando se habla con personas que están vinculadas al inmueble. Existe una incertidumbre porque se nombra una deuda con el Estado, por eso será de vital importancia en el avance de la ley que deberá promulgar el Senado para así lograr abrir esta caja de pandora y observar qué hay dentro, cuáles son las deudas, con quiénes son, el mantenimiento del edificio. La información será de vital importancia no solo para el gobierno provincial, sino además para la ciudadanía.

Lo último que funcionó fue un recordado paseo de compras que inauguró en 1993 y fue el primero que contó con una escalera mecánica en Santa Fe. Todavía existen comerciantes de aquellos tiempos que en su momento compraron las parcelas donde funcionaron sus locales y muchos de ellos no cuentan con las escrituras correspondientes por arreglos acordados en ese entonces que no prosperaron por el cierre del lugar.

Hay diversas situaciones a las cuáles hay que echarle luz. El edificio Ritz es una espina que aún los santafesinos tienen clavada. Está cerrado y poco se sabe el motivo, existen deudas, juicios y hasta vecinos lindantes que se quejan por malos olores y deterioros en el inmueble. Ojala todo llegue a buen puerto y el Ritz nuevamente abra sus puertas, en este caso a la educación.