4 de octubre de 2022

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Darrás minimizó el apriete de la barra: “Uno le puso la mano a Goltz, nada más”

El vicepresidente de Colón de Santa Fe, Horacio Darrás, habló este viernes sobre lo ocurrido el pasado martes cuando un grupo de barras irrumpieron en el predio 4 de Junio (ubicado a la vera de la autopista) e increparon a un grupo de jugadores del plantel y parte del cuerpo técnico.

Por el suceso, la fiscal del área de Delitos Complejos, Laura Urquiza, inició de oficio una investigación y como primera medida ordenó a policías de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) secuestrar las cámaras del establecimiento donde ocurrieron los “aprietes” y además convocó a prestar declaración al DT del equipo, Adrián “Chupete” Marini y los jugadores Ramón “Wanchope” Abila, Luis “Pulga” Rodríguez, Paolo Goltz y Rafael Delgado.

Un día después, Darrás se presentó en la Fiscalía de Delitos Complejos (de General López y Saavedra) y tras declarar habló con la prensa sobre lo ocurrido en el predio con la barra.

Sobre porqué el club no denunció inmediatamente el apriete ante la policía, el directivo aclaró que no lo hicieron a tiempo porque no estaba el presidente José Vignatti. En tanto, dio su versión de lo sucedido y remarcó que no vio ningún arma de fuego.

“El martes fue el reintegro de Colón a la práctica. Estuve con todo el plantel y los jugadores y cuerpo técnico. Cuando terminó la práctica viene uno de los de seguridad e informa que estaba la barra en la puerta”, arrancó el dirigente.

“En ese instante, ingresaron intempestivamente al predio. Primero estaba uno de los muchachos que los paró en un primer plano y después me pongo yo a dialogar diciéndole que depongan la actitud, que no tenían nada que hacer ahí y que estaban en la práctica”, aseguró el vicepresidente y acotó además que los barras le pedían “boludeces”.

Consultado por si vio algún tipo de apriete, Darrás minimizó el hecho. “Uno de los muchachos le puso la mano a Paolo Goltz, nada más”, dijo el dirigente. El vicepresidente aprovechó la oportunidad para responderle a Roberto San Juan, el representante legal del “Pulga” Rodríguez, que durante el jueves anticipó que el jugador se irá del club en diciembre.

“Esto no lo soporta nadie. Está tomada la decisión. Esta situación hace que se pueda rescindir el contrato en diciembre”, sostuvo. San Juan vinculó a la diligencia de Colón con los distintos episodios que fueron protagonizados por facciones de la barrabrava: “No son internas. Son cosas que pasan y son muy graves, hay que hacer algo al respecto. No sé qué están esperando, ¿que maten un jugador? Esto es muy triste, es lamentable. En estas condiciones no se puede jugar al fútbol”.

Al respecto, Darrás dijo que lo que diga tanto el “Pulga” como su representante legal lo tienen sin cuidado. “Yo estoy en Conmebol, en Afa y todos saben quién soy yo. Entonces que venga un rosarino de la noche amanecido, vaya a saber en qué estado venía y diga lo que tenga ganas de decir, que lo diga cuando yo estoy, por lo menos para defenderme”, cuestionó.