16 de junio de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Condenaron al policía santafesino que mató a su ex pareja: tenían un bebé de 3 meses

El Tribunal Pluripersonal presidido por los magistrados Javier Bottero, José Luis Estévez y el conjuez Marcelo Pautasso, encontró culpable al policía Franco Fernandez en la causa del delito de homicidio doblemente calificado por el empleo de arma de fuego y por mediar violencia de género (femicidio).

EL hecho ocurrió en 2018 en Ceres y conmocionó a todo el país.

La víctima fue Sahira Sayago, una joven de tan solo 19 años que era su ex pareja y con la que tenían un bebé de tres meses.

“El delito que investigamos fue cometido el jueves 5 de julio de 2018 en la vivienda del acusado”, precisó Favia Burella, a cargo de la investigación. En tal sentido, argumentó que “de las diligencias realizadas en el marco de la investigación se desprende que el acusado actuó con pleno conocimiento y voluntad de darle muerte a la víctima”.

“Alrededor de las 17.30, la mujer llegó al lugar en una motocicleta junto a su hermano menor de edad. Fue a buscar al hijo de tres meses que tenía en común con el acusado, como lo hacía habitualmente tras haber finalizado la relación de pareja que mantuvo con el hombre”, recordó la fiscal.

“Al llegar a la vivienda, Fernández la agarró del brazo y la hizo ingresar sola a la casa. Aunque el hermano de la mujer intentó insistentemente entrar a la vivienda, el acusado no lo dejó pasar y cerró la puerta con llave”, agregó la funcionaria del MPA.

“Fernández llevó a la víctima al dormitorio, la mujer comenzó a gritar para pedir auxilio y el acusado le disparó en tres oportunidades con el arma reglamentaria, la que tenía en su poder por ser policía”, precisó la fiscal. “Dos de los disparos impactaron en el cuerpo de la víctima”, puntualizó Burella.

La representante del MPA continuó el relato de lo ocurrido. Señaló que “a raíz de los dos impactos de bala, la mujer quedó tendida en la cama”. La funcionaria del MPA añadió que “con el arma que usó unos segundos antes para dispararle, el acusado le pegó un golpe certero en la cabeza a Sayago”.

Burella precisó que “los disparos le provocaron a la víctima un shock hipovolémico, mientras que el golpe propinado con el arma le produjo una severa hemorragia aguda y contusión craneal parietal”, y concluyó que “Sayago murió en el lugar”.