21 de junio de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Casinos online: “Están autorizados por ley, adecuados a una nueva tecnología”

La habilitación de los juegos online a través de un decreto por parte del gobernador Omar Perotti sumó un nuevo capítulo.

El Tribunal de Cuentas de Santa Fe había objetado el decreto 998/20 por el que Perotti autorizó a los concesionarios de los casinos de la capital provincial, Rosario y Melincué a explotar juegos de azar en modalidad online o virtual. Y por el plazo de 15 años.

El organismo dijo que esa modalidad no está regulada por ninguna ley en el distrito y que el argumento oficial de permitir una actividad alternativa a las empresas de juego físicas ante las restricciones que el Estado les impuso por la pandemia no se condice con el extenso plazo del permiso.

Ahora el fiscal de Estado de la provincia, Luis Weder, respondió al Tribunal y sostuvo que no existe una habilitación para juegos nuevos, sino los autorizados por ley, adecuados a una nueva tecnología.

Aclaró además que la Caja de Asistencia Social siempre tuvo la potestad mediante resolución, de ir adecuando los juegos a la realidad actual, como en el Quini-6, Brinco, Quiniela Expres, y Juegos on line.

Weder sostiene que se desconocieron antecedentes de organismos técnicos propios del Tribunal y de la Administración Central. Y resaltó que hay un nítido compromiso del gobierno provincial al combate del juego clandestino que no cejará en su acción, ni en su intensidad.

El decreto con la firma de Perotti refiere al casino Puerto Santa Fe SA de la capital, el City Center de Rosario y el Casino Melincué SA de la ciudad homónima.

“La modalidad online o virtual no se encuentra regulada en la actual ley 11998, ya que ésta sólo autoriza los Casinos y Bingos físicos o presenciales”, señala el texto del Tribunal de Cuentas rubricado por Lisandro Mariano Villar, María del Carmen Crescimanno, Dalmacio Juan Chavarri y Estela Imhof.

“El Poder Ejecutivo no se halla facultado para autorizar el desarrollo de la actividad mediante el dictado de una norma de inferior rango”, como el decreto, señaló el Tribunal de Cuentas en referencia a la ley que no contempla la explotación del juego en modo virtual.

Al respecto, Weder señala que “la resolución del Tribunal de Cuentas que venimos a exigir su retiro, está afectada de falsa causa al sostener que los juegos no estaban habilitados. Las resoluciones de la CAS no autorizaron juegos nuevos; sino que, en virtud de las atribuciones que ya contaba, sólo se adecuó a una nueva modalidad los juegos que ya estaban autorizados por la ley”, sostiene.

Y aclara Ley 11.998/2001 habilitó los juegos de ruleta, los carteados, los juegos de dados, etc. de manera presencial. Y autorizó a la Caja de Asistencia Social a disponer mediante una resolución la adecuación de los juegos autorizados.

Además sostiene que el Tribunal de Cuentas atentó contra la “doctrina de los actos propios” ya que según detalló, tomó conocimiento desde un primer momento sobre esta cuestión. Agrega que la “teoría de los actos propios” parte de la buena fe y consiste en la necesidad de observar en el futuro la conducta que los actos anteriores hacían prever. Todo indicaba que, si no se observaron nada en las resoluciones de CAS, si no existió reparo alguno, tampoco se cuestionaría el decreto que las aprobó.

También detalla que el Tribunal de Cuentas, desconoce las opiniones de los órganos técnicos que opinaron sobre el decreto.

El fiscal dijo además que la pandemia es un elemento más que se tuvo en cuenta. Como ocurrió con otras actividades, se aceleró la aplicación de la tecnología para adecuar un juego habilitado a una nueva modalidad.

Y detalla cómo es el funcionamiento de los juegos de azar en la Provincia de Santa Fe.

Por ley Nº 8269 se habilitó el “sistema de juegos de la lotería”, y con posterioridad, y bajo la misma ley usando sólo resoluciones del órgano de aplicación se reglamentaron dos juegos de amplia notoriedad: Quini 6 y Brinco.

“Más próximo en el tiempo -2012-, se dispuso, también mediante resolución de la Caja de Asistencia Social, y considerando la disponibilidad de nuevas tecnologías la comercialización de la Quniela Expres”. Aclara que la ley de Loterías no habilitaba esos juegos, que fueron adecuados por resolución. “Es decir, que la competencia para habilitar juegos es del legislador, pero la potestad para adecuar dichos juegos a diferentes modalidades es de la Caja de Asistencia Social (CAS)”.

Sostiene además que la masificación de nuevas tecnologías, ha generado la proliferación de sitios Web no autorizados, los cuales ofrecen juego en modalidad on-line de manera clandestina. Lo que se advierte en los distintos procedimientos efectuados por los diferentes órganos competentes que han desbaratado bandas que usufructúan con ello.

“Desde el inicio de esta gestión, se tuvo un claro compromiso con el combate del juego clandestino en todas sus variantes, y la autorización de la modalidad on-line de los juegos habilitados por la Ley 11.998, no solamente contribuye de manera positiva a mitigar dicha ilegalidad, sino también a que el producido de dicha actividad sea destinado a los fines sociales que motivaron el dictado de la ley citada”.