29 de febrero de 2024

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Casilda vuelve a fase 1: es la segunda ciudad santafesina con mayor cantidad de infectados

El brote de contagios en Casida continúa en constante alza y desde la provincia se informó ayer que había 22 nuevos casos de coronavirus, ascendiendo la cifra de enfermos a 77. Pero en las últimas horas de ayer el municipio amplió ese número y señaló que había otras 10 personas con Covid-19. Ante esta escalada, el gobierno local dispuso que se vuelva a la fase 1 de la cuarentena, tras una conversación que mantuvo el intendente Andrés Golosetti con el gobernador Omar Perotti.

El subsecretario de Salud de Casilda, Ariel Aquili, declaró anoche que “llegó el momento de ponerle freno a esta situación”, y confirmó que la ciudad volverá a la fase 1 de la cuarentena, en la que solo se permiten actividades esenciales.

La situación que se dio en los últimos días potencia la preocupación e intranquilidad en esta ciudad cabecera del departamento Caseros que, en menos de dos semanas, se convirtió en uno de los puntos más críticos dentro del panorama epidemiológico provincial.

Casida, de 35 mil habitantes según el censo de 2010, se posicionó como la segunda ciudad santafesina con mayor cantidad de infectados, detrás de Rosario. Ya superó a Zavalla (51), Carreras (54) y Santa Isabel (73), entre otras localidades donde el virus también se hizo sentir, como Venado Tuerto (50), la ciudad de Santa Fe (36) y Rafaela 21.

Si bien las autoridades de Casilda venían advirtiendo sobre la posibilidad de un pico para esta época, no deja de generar conmoción entre los casildenses el creciente ascenso en la curva de infectados.

De tener apenas tres casos reportados hasta el 20 de julio, hoy soporta los embates de una escalada a la que se intentará ponerle freno con medidas restrictivas y de control, como son las establecidas en la fase 1 de la cuarentena, apuntando fundamentalmente a evitar la circulación de personas.

La preocupación por el aumento de contagios entre los habitantes se fue percibiendo en los últimos días, con el escaso movimiento de gente que muestran las calles de la ciudad, una imagen que contrasta con las postales de relajamiento social de los últimos fines de semana.

Y ni hablar de días laborales anteriores, donde tampoco pasó inadvertida cierta falta de apego al cumplimiento de conductas para prevenir la enfermedad, pese a la insistencia y apelación por parte del Estado municipal en tal sentido.

Ahora, salvo algunas excepciones, el comportamiento social parece estar en sintonía con el clima de alerta que genera lo sucedido y que tuvo mayor impacto al recogerse el guante de que Casilda está considerada ciudad de circulación de transmisión comunitaria del virus, además de sumar ya tres casos fatales por coronavirus.

El dato positivo es que tanto los pacientes que ya cursaban la enfermedad como los que se sumaron ayer evolucionan bien y la mayoría se encuentran confinado en sus hogares o en centros de aislamientos locales.

Fuente. Diario La Capital de Rosario.